El que se quedó en Miami no fue el pelotero Cesar Prieto, sino el músico Cesar Pedroso, Pupy

Por Charly Menéndez Castillo

De mucha desinformación está plagado el camino de la construcción del socialismo, por eso no hay que ir por ahí creyendo todo lo que a uno le dicen cuando se trata de Cuba, sobre todo si tiene que ver con algo vinculado al régimen directamente, como en el caso del equipo nacional de beisbol, el que por estos se encuentra en Miami, y del que ahora dicen que sus integrantes han comenzado a desertar.

La noticia de hoy fue que en horas de la tarde ocurrió la primera fuga, protagonizada por César Prieto, pero la verdad es que el que se quedó en Miami fue el conocido músico César Pedroso, Pupy, quien fue recogido en el aeropuerto por Yeny Valdés, la ex integrante de Van Van, la cual se lo llevó para Hialeah, lugar donde vive, en un efficiency.

La confusión fue creada por los periodistas Francys Romero y Daniel de Malas, dos elementos altamente conocidos por ser unos verdaderos desinformadores, mentirosos y difamadores de marca mayor, los cuales no pierden la oportunidad para tratar de engañar al pueblo cubano con cuanta noticia falsa se les ocurre.

Decir que César Prieto traicionó al equipo nacional de beisbol, no fueran tan grave si el pueblo cubano no supiera que él es un joven íntegro, revolucionario, comprometido con el desarrollo del deporte nacional y sobre todo, agradecido con el régimen de La Habana, que en definitiva fue el que lo llevó hasta el lugar en el que hoy se encuentra, en la preferencia del pueblo.

Actos como este que solo buscan dañar la imagen de un joven honrado, debieran ser penados por la ley de la forma más severa, y a sus perpetradores además se les debiera prohibir volver a ejercer el periodismo.

Publicar un comentario

0 Comentarios