Cederistas cienfuegueros, vecinos de César Prieto, aplauden la fuga del pelotero y festejan en la barriada de Junco Sur, donde el atleta vivía


La barriada de Junco Sur explotó en alegría, apenas se enteraron de la deserción del prospecto cubano César Prieto, del que se dio a conocer que se dio a la fuga apenas llegó al hotel en el que va estar hospedado el equipo de beisbol cubano en Miami.

Los vecinos de César sacaron los cacharros, recogieron viandas y dinero por cada casa, adornaron con cadenetas, pintaron los contenes de blanco, pusieron música y armaron tremenda fiesta.

Cuenta una de las vecinas del pelotero cubano, que Cesarito siempre fue un muchacho bueno, que nunca iba a clases para guardar energías para llegar fresco al terrenito donde entrenaba todas las tardes.

Y su vecino de arriba dice que ese era su sueño, verlo jugar en las Grandes Ligas, que abandonara el país y se convirtiera en un pelotero de verdad.

Desde la Florida se reporta que la última vez que vieron al joven pelotero, fue montándose en un cuatro por cuatro negro, con rumbo a Hialeah.

Dada esta deserción del equipo cubano de beisbol, los aficionaron comenzaron a especular sobre cuantos más se van a fugar de la concentración. Los más entendidos en la materia opinan que se quedan “todos”.

Fuente de la noticia Siro Cuartel

Publicar un comentario

0 Comentarios